» Ingredientes:

- 200g de frijoles rojos, lavados.

- 1,1 litro de agua.

- 6 cucharadas de aceite.

- 2 hojas de laurel.

- Un trozo de canela en rama de 5cm.

- 3 vainas de cardamomo.

- 1 cebolla grande en aros finos.

- 2 dientes de ajo machacados.

- Un trozo de raíz de jengibre de 1cm rallada.

- 3/4 cucharadita de cúrcuma molida.

- Media cucharadita de guindilla en polvo.

- Media cucharadita de sal.

- 2 tomates en trozos.

- 100 ml de agua.

 

» Preparación:

Deje las judías en remojo durante toda la noche anterior.

Hierva las judías en el agua, tape la cacerola y cuézalas durante 1 hora hasta que estén tiernas. Escúrralas.

Caliente el aceite en una cacerola grande a fuego medio y agregue las hojas de laurel, la canela y el cardamomo. Déjelos crepitar unos segundos. Incorpore la cebolla, el ajo y el jengibre y saltéelos hasta que la cebolla esté bien dorada.

Añada la cúrcuma, la guindilla, la sal y el tomate y prosiga la cocción durante un minuto. Agregue las judías escurridas y saltéelas con las especias de 2 a 3 minutos.

Cúbralo todo con 100 ml de agua y llévela a ebullición; remueva de vez en cuando. Tape la cacerola, baje el fuego y deje cocer de 10 a 15 minutos.